Ceremony_Anadel

Mientras crecía, no era de las que creía en el príncipe azul o el vivir felices para siempre, pero sí disfrutaba, aun lo hago, los cuentos de hadas, las películas de Disney, y las historias de amor.

Trabajar duro, hacer el bien, ser una buena hija, hermana, sobrina, prima, compañera de trabajo, amiga, siempre han sido parte de mi lista de “cosas que hacer,” y eventualmente sabía encontraría a mi media naranja y así vivir mi propia historia de amor.

Poco sabía que también iba a tener mi propia boda de cuento de hadas, y lo que es hoy mi “felices para siempre.”

First Dance

Hace tan sólo dos semanas, decidí dar el sí y casarme con mi amor frente a Dios, nuestras familias y amigos. El día fue no fue sólo espectacular sino también MÁGICO. Incluso antes de mi gran día, tuve la oportunidad de disfrutar del amor incondicional y el apoyo que experimento todos los días de mi vida por parte de mis amigos y familiares. El día de la boda no había nada más que AMOR, ALEGRÍA y FELICIDAD presentes.

Las luces, la decoración, la hermosa ceremonia, la música, la comida, las innumerables sorpresas, los votos de mi esposo, las risas y sonrisas de los niños, el momento en que ambos nos dimos el sí … todo lo llevaré en mi memoria por siempre.

Podría seguir expresando mis sentimientos sobre lo que ese día significó para mí; o cómo mi corazón saltó un latido cuando mis padres, hermanas y damas me vieron vestida de novia; o cómo me sentía más segura que nunca de caminar hacia el altar del lado de mi papá; o cómo todo a mi alrededor desapareció cuando la puerta de la iglesia se abrió y comencé a caminar hacia el que robó mi corazón para mantenerlo a salvo. Podría escribir páginas y páginas sobre cómo el padre Manuel Maza dio la más hermosa homilía que he oído; o cómo mi corazón saltó de alegría al oír a Maridalia Hernández cantando el Ave María y Para Quererte en la iglesia.

¿Y cuándo escuché los votos de mi esposo, o al entrar en el salón de la recepción que fue transformado de ser un lienzo en blanco a un bosque encantado con el columpio que había soñado todo logrado por un grupo de mujeres increíbles que trabajaron día tras día para asegurarse de convertir nuestra visión en realidad (ICC Dominicana – las valoro, las aprecio y les estaré eternamente agradecida)!

Honrar a mi padre con el primer baile, celebrando a mi mamá, y hermanos al mismo tiempo; bailar el primer baile de Los Chamos al son de “Nuestro Amor” interpretado en vivo por la maravillosa Maridalia; quedar boquiabierta al ver a Roger Zayas and La BobaBand; reír sin parar con el “discurso” de mi suegro y mi papá, pero lo más importante, la increíble sensación de ALEGRÍA y FELICIDAD que se sintió durante toda la noche mientras estaba rodeada por el grupo más maravilloso y asombroso de amigos y familiares que cualquiera pudiera pedir.

Bailar con la música de uno de los mejores DJs de la ciudad (Carlos Perez); ser capturada por el maravilloso lente de Alejandro Nuñez Frometa y saber que tendremos los videos más bellos de nuestra historia de amor capturados por Mibsan Espejo y su equipo de LiveStoryTellers; no hay mucho más que hubiera soñado para mi gran día.

 

Nunca en mis sueños más grandes podría haber imaginado lo increíble, mágico e inolvidable que iba a ser este día, pero hay una cosa que sé con seguridad, y es que aprender a amarme de verdad fue la clave para encontrar a quien me pediría matrimonio, con una CHUPETA DE ANILLO, y me llevaría en múltiples # chamoaventuras incluyendo ésta que será inolvidable.

El trayecto para encontrar mi verdadero amor fue uno largo, loco y lleno de tropiezos. Después de muchos corazones rotos, lágrimas, decisiones difíciles, errores y caídas, ya estaba lista para vivir MI FELIZ PARA SIEMPRE.

Si hay algo que puedo compartir con ustedes acerca de esta experiencia es siempre apreciar a sus seres queridos, nunca subestimar el poder del amor verdadero, priorizar el amor propio, estar abierto a nuevas experiencias, no dejar que el miedo te impida conocer a nuevas personas en tu vida, nunca dejar de soñar, bailar, reír y crear tu propia historia de cuento de hadas – los que realmente te aman te ayudarán a hacer realidad tus sueños.

Y recuerda siempre AAP – Amar incondicionalmente; Aceptar sin juzgar; Perdonarte a ti mismo y a los demás.

 

¡Subscríbete a mi comunidad para ser parte de un mundo más feliz y saludable!

Me casé con la que me gusta y ella nada que se asusta! #carpoolkaraoke Anadel Alberti Sahdalá

Posted by Live Storytellers on Friday, March 31, 2017